Entre el blanco y el negro…

…infinitos los matices.

Blanco y negro o color… Somos animales visuales, así percibimos el mundo, formas y colores. Observar el mundo en función unicamente de su luminosidad obviando el color nos inquieta y estimula sensorial e intelectualmente. De manera incosciente lo asimilamos a eliminar lo “superfluo” a desnudar la esencia de ahí que el blanco y negro se aplica al retrato, por su capacidad de mostrar la personalidad del retratado o en cuanto al paisaje natural para destacar su naturaleza salvaje.

Por supuesto no hay que decantarse, colores o grises, son maneras diferentes de presentar el mundo y que seguro estimulan zonas distintas de nuestro cerebro, de nuestra sensibilidad, de nuestra atención…

No seré yo quien resuelva el dilema pero sin duda el mundo mostrado en infinitos grises produce una sensación de… atemporalidad de la que la fotografía en color generalmente adolece.

Ver Más